La diabetes tipo 2 en las comunidades afroamericana e hispana/latina

La diabetes tipo 2 es un problema importante entre las comunidades afroamericana e hispana/latina. Los adultos afroamericanos e hispanos/latinos corren mayor riesgo que otros grupos étnicos de tener diabetes tipo 2, que además ocupa el quinto lugar entre las causas de muerte en ambas poblaciones.

En la actualidad, casi un 13 % del total de los adultos afroamericanos ha recibido un diagnóstico de diabetes, y esta comunidad tiene mayores probabilidades que otros grupos étnicos de experimentar graves problemas de salud a largo plazo con el tiempo a raíz de la enfermedad. Los adultos hispanos/latinos en los Estados Unidos son casi el doble de propensos a recibir un diagnóstico de diabetes que los adultos blancos no hispanos, y a casi un 12 % se le ha diagnosticado la enfermedad en la actualidad. Por esto es especialmente importante que los afroamericanos e hispanos/latinos con diabetes conozcan los riesgos de los niveles altos y bajos de la glucosa sanguínea y colaboren con su médico para establecer y alcanzar su meta de A1C.


  • Vocera de Un toque de azúcar y Desafiando la diabetes


    Podrán reconocerme por mis papeles en la televisión o en películas, pero quizás no sepan que con mi familia formamos parte de la comunidad afroamericana afectada de manera desproporcionada por la diabetes. Mi tía abuela sufrió complicaciones de la diabetes tipo 2, dos de mis hermanas viven con la enfermedad actualmente y, en 2016, me diagnosticaron prediabetes. Sé por experiencia propia cómo esta enfermedad puede cambiar la vida en todas las maneras posibles.

    A través de la experiencia de mi familia y la mía, me he dado cuenta de que falta información esencial y conversación en torno a la diabetes, especialmente en la comunidad afroamericana. Crecí rodeada de personas que se referían a la enfermedad llamándola “azúcar” o “diabetes del azúcar”. Había, y continúa habiendo, una falta de comprensión sobre la función de los niveles alto y bajo de glucosa sanguínea, las complicaciones de la enfermedad y el control adecuado. Por este motivo, cuando se me diagnosticó con prediabetes, surgió como sorpresa y me dejó con muchas dudas sobre la enfermedad.

    Antes de recibir el diagnóstico, nunca había oído hablar de una prueba de A1C. Pero ahora entiendo por qué es tan importante conocer el valor de A1C (nivel promedio de glucosa sanguínea durante los últimos dos a tres meses) y colaborar con el médico para establecer y alcanzar una meta de A1C desarrollando un plan personalizado de control de la diabetes. También sé que el control de la diabetes tipo 2 puede ser complicado, la enfermedad puede generar consecuencias graves y que existen grupos vulnerables que necesitan ayuda. Por eso deseo fomentar la conciencia y educación en torno a esta enfermedad, especialmente entre las comunidades en riesgo.

    Lo aliento a que comparta su historia personal, y anime a su propia comunidad a hablar más abiertamente sobre vivir con diabetes tipo 2 para que podamos trabajar juntos con el fin de derribar esta epidemia.

    volver al principio | sección siguiente


    Vocera de Un toque de azúcar y Desafiando la diabetes

    Me honra contarles mi historia acerca del impacto que la diabetes tipo 2 ha tenido en mi vida. Luego de vivir con diabetes tipo 2 durante muchos años, mi abuelo falleció a causa de un accidente cerebrovascular, una de las complicaciones graves de esta enfermedad. Mientras tuvo la enfermedad, mi abuela se esforzó en cuidar de él, y no contaba con los recursos adecuados para ayudarlo a lograr sus metas de glucosa sanguínea. La pérdida de mi abuelo incentivó a toda mi familia a plantearse si nuestro estilo de vida era apropiado y a aprender cómo reducir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

    Como chef, latina y alguien que ha perdido a un ser querido por una de las complicaciones de la diabetes tipo 2, entiendo que comer saludablemente puede ser una de las partes más difíciles del manejo de la diabetes. Es por eso que me apasiona apoyar a las personas con diabetes y a sus seres queridos para que aprendan más acerca de la alimentación saludable y la importancia de establecer y alcanzar sus propias metas.

    No existe un enfoque único que se ajuste a todos, por lo que es importante que colabore con un médico en la creación de un plan personalizado de manejo de la diabetes que incluya dieta, ejercicio físico y medicamentos (si su médico se los recetó). También es importante entender los riesgos de los niveles bajos de glucosa sanguínea y cómo ayudar a disminuir tales riesgos.

    Si está dispuesto a hacer cambios para comenzar a comer saludable o para apoyar a un ser querido con diabetes, dé el siguiente paso y comparta cómo está poniendo en práctica nuestros consejos.

    volver al principio