La diabetes tipo 2 en las comunidades afroamericana e hispana/latina

La diabetes tipo 2 es un problema significativo en las comunidades afroamericana e hispana/latina. Los adultos afroamericanos e hispanos/latinos están en un riesgo más alto que otros grupos étnicos de tener diabetes tipo 2, que además ocupa el quinto lugar entre las causas de muerte en ambas poblaciones.

Actualmente, se ha diagnosticado diabetes en el 13 % de los adultos afroamericanos, y esta comunidad tiene probabilidades mayores que otros grupos étnicos de experimentar con el paso del tiempo problemas de salud graves a largo plazo debidos a la enfermedad. Los adultos hispanos/latinos en Estados Unidos tienen casi el doble de probabilidades que los adultos de raza blanca no hispanos de que se les diagnostique diabetes, y casi el 13 % tiene diagnosticada actualmente la enfermedad. Por esto es especialmente importante que los afroamericanos e hispanos/latinos con diabetes conozcan los riesgos de los niveles altos y bajos de la glucosa sanguínea y colaboren con su médico para establecer y alcanzar su meta de A1C.

sección siguiente


  • Soy S. Epatha Merkerson. Es probable que me conozca por mis roles en la televisión o el teatro. Lo que quizá no sepa es que soy parte de casi el 13 % del total de adultos afroamericanos al que se le ha diagnosticado diabetes.

    Hace catorce años, recibí un llamado de atención importante. En ese momento, mi salud no estaba en su condición óptima. Había subido mucho de peso, no hacía ejercicio ni prestaba atención a mi dieta. En un evento de una feria de salud, me hicieron un análisis del nivel de glucosa sanguínea. Me dijeron que mis niveles de glucosa sanguínea eran muy altos y que debía programar inmediatamente una cita con mi médico.

    Consulté a mi médico y, como era de esperar, me diagnosticó diabetes tipo 2. No me hizo falta escuchar nada más para empezar a tomar mi salud en serio. Además de mí, uno de mis hermanos tiene esta enfermedad y mi padre y mi abuela murieron por complicaciones de la diabetes, por lo que sé por experiencia propia cómo le cambia a uno la vida. Es por esto que resulta muy importante que conozca su A1C (nivel promedio de glucosa sanguínea durante los últimos 2 a 3 meses) y que colabore con su médico para establecer y alcanzar su meta de A1C mediante la elaboración de su propio plan personalizado de manejo de la diabetes.

    A fin de mantener el control de mis niveles de glucosa sanguínea, me aseguro de medirla dos veces al día y de dar seguimiento a mi A1C cada tres meses, cuando consulto a mi médico, para tener la certeza de que mi plan todavía funciona. Llevo un registro de mi progreso semanal y tengo citas periódicas con mi médico para mantenerlo al tanto de mis hábitos de alimentación, mi rutina de ejercicio físico y mis medicamentos. Sé que una alimentación saludable, el ejercicio, el cumplimiento con su plan de tratamiento y el manejo de su enfermedad puede ser todo un desafío, de modo que deseo apoyarlo en sus esfuerzos.

    Ponga en práctica nuestros consejos para ayudarle a manejar su diabetes tipo 2 o ayudar a un ser querido.

    volver al principio | sección siguiente


    Me honra contarles mi historia acerca del impacto que la diabetes tipo 2 ha tenido en mi vida. Después de haber vivido durante muchos años con diabetes tipo 2, mi abuelo murió debido a un accidente cerebrovascular, una de las complicaciones graves de esta enfermedad. Mientras tuvo la enfermedad, mi abuela se esforzó en cuidar de él, y no contaba con los recursos adecuados para ayudarlo a lograr sus metas de glucosa sanguínea. La pérdida de mi abuelo hizo que toda la familia reevaluara su estilo de vida y que aprendiera más para ayudar a disminuir el riesgo de experimentar diabetes tipo 2.

    Como chef, latina y alguien que ha perdido a un ser querido por una de las complicaciones de la diabetes tipo 2, entiendo que la alimentación saludable puede ser una de las partes más difíciles del manejo de la diabetes. Es por eso que me apasiona apoyar a las personas con diabetes y a sus seres queridos para que aprendan más acerca de la alimentación saludable y la importancia de establecer y alcanzar sus propias metas.

    No existe un enfoque único que se ajuste a todos, por lo que es importante que colabore con un médico en la creación de un plan personalizado de manejo de la diabetes que incluya dieta, ejercicio físico y medicamentos (si su médico se los recetó). También es importante que conozca los riesgos de los niveles bajos de glucosa sanguínea y cómo ayudar a disminuir tales riesgos.

    Si está dispuesto a hacer cambios para comenzar a comer saludable o para apoyar a un ser querido con diabetes, dé el siguiente paso y comparta cómo está poniendo en práctica nuestros consejos.

    volver al principio