Acerca de la glucosa sanguínea

Si es uno de los millones de estadounidenses que viven con diabetes, aprender los aspectos básicos del control de la glucosa sanguínea es un primer gran paso útil para el manejo de la enfermedad.

Conozca las pruebas

Es necesario que conozca las pruebas de la glucosa sanguínea y las pruebas de la A1C para que usted y su médico entiendan su control de la glucosa sanguínea, ya que en ellas se mide la glucosa sanguínea de diferentes maneras. Ambos tipos de pruebas ayudarán a que usted y su médico establezcan metas que sean adecuadas para usted.

  • Las pruebas de glucosa sanguínea muestran su nivel de glucosa sanguínea al momento de la prueba.
  • La prueba de A1C muestra el historial de su control de la glucosa sanguínea durante los últimos 2 a 3 meses.

Pregunte a su médico sobre sus metas de A1C y de glucosa sanguínea, lo que incluye cuándo y con qué frecuencia debe realizarse usted mismo pruebas del nivel de glucosa sanguínea cada día. La dieta, el ejercicio y administrarse los medicamentos (si los recetó su médico) puede ayudarlo a controlar los niveles de glucosa sanguínea.

La Asociación Americana de la Diabetes recomienda que las personas con diabetes tengan una meta de A1C individualizada. La meta en muchos adultos con diabetes es que sea inferior a 7%. Una meta más alta o más baja sería adecuada en ciertas personas. Debe hablar con su médico acerca de cuál meta es la adecuada para usted.

Casi un tercio de los adultos con diabetes no está en su meta de A1C. Por ello, es muy importante que conozca su nivel de A1C y colabore con su médico en el establecimiento y logro de metas que sean adecuadas para usted.

Si tiene diabetes tipo 2, es importante que aprenda sobre los niveles altos y bajos de glucosa sanguínea y que los maneje.

siguiente

  • Nivel alto de glucosa sanguínea (hiperglucemia)

    El nivel alto de glucosa sanguínea, llamado hiperglucemia, es una de las características que definen a la diabetes. Cuando se diagnostica la diabetes en una persona, esto significa que su nivel de glucosa sanguínea ha sido alto, usualmente durante mucho tiempo. Si el nivel de glucosa sanguínea es muy alto, las personas con diabetes podrían tener síntomas, como:

    • Tener sed
    • Tener que usar el baño con mayor frecuencia
    • Tener hambre o comer más
    • Perder peso sin proponérselo
    • Visión borrosa

    El nivel alto de glucosa sanguínea puede deberse a lo siguiente:

    • Comer más que lo usual
    • Disminución de su actividad física
    • No tomar su medicamento recetado
    • Estrés debido a una enfermedad, como un resfriado o gripe
    • Estrés emocional, como el de conflictos familiares

    Consecuencias del nivel alto de glucosa sanguínea

    En casos graves, el nivel alto de glucosa sanguínea puede requerir tratamiento de emergencia, por lo que es importante que se mida inmediatamente el nivel de glucosa sanguínea si cree que está experimentando un episodio de nivel alto de glucosa sanguínea. También es importante que pregunte a su equipo de atención médica de la diabetes con qué frecuencia debe medirse el nivel de glucosa sanguínea para dar seguimiento a su nivel de glucosa sanguínea entre las visitas al consultorio.

    Entre las complicaciones de la hiperglucemia (con el paso del tiempo), se incluyen:

    • Ceguera
    • Enfermedades cardíacas
    • Enfermedades renales
    • Problemas nerviosos
    • Accidente cerebrovascular
    • Amputación de extremidades inferiores

    siguiente | volver al principio

    Nivel bajo de glucosa sanguínea (hipoglucemia)

    Aunque muchas personas que viven con diabetes saben la importancia de controlar el nivel alto de glucosa sanguínea con dieta, ejercicio y medicamentos (si les son recetados), quizá desconozcan que el nivel de glucosa sanguínea también puede ser muy bajo. Esto se conoce como hipoglucemia. Aprenda a reconocer los signos y síntomas de los niveles altos y bajos de glucosa sanguínea, y hable con su médico si experimenta problemas de niveles altos y bajos de glucosa sanguínea.

    La hipoglucemia puede hacer que tenga:

    • Temblores
    • Mareos
    • Sudor
    • Desmayo
    • Hambre

    La hipoglucemia puede deberse a:

    • Ciertos medicamentos contra la diabetes
    • Omitir comidas
    • Ejercicio excesivo

    Si se mide el nivel de glucosa sanguínea y es menor a 70 miligramos por decilitro (mg/dl), o si tiene síntomas de hipoglucemia, es importante que ingiera una fuente de azúcar de acción rápida (p. ej., jugo de fruta, caramelos, sodas o leche sin grasa o con 1% de grasa).

    Las personas con diabetes deben asegurarse de comentarle a su médico si experimentan signos o síntomas de niveles altos o bajos de glucosa sanguínea. Es posible que sea necesario realizar cambios en su plan de alimentación, actividad física o medicamentos contra la diabetes.

    Consecuencias de la hipoglucemia

    A falta de tratamiento, la hipoglucemia puede provocar convulsiones o pérdida del conocimiento. Asegúrese de que su médico le explique los signos y síntomas de la hipoglucemia, además de hacerle saber si experimenta cualquiera de estos síntomas.

    Si tiene episodios frecuentes de hipoglucemia, podría experimentar un trastorno conocido como hipoglucemia asintomática. Esto significa que puede tener hipoglucemia, pero sin presentar síntomas. Si cree que no se da cuenta de cuándo tiene hipoglucemia, hable con su médico.

    volver al principio